lunes, noviembre 29, 2021
InicioNegociosSeguridad del oficial de seguridad en servicio por primera vez

Seguridad del oficial de seguridad en servicio por primera vez

Como oficial de seguridad en servicio, garantizar la seguridad de las personas a las que sirve dependerá de qué tan seguro se sienta mientras está en el trabajo. La calidad del servicio va de la mano de su capacidad para protegerse y manejarse en situaciones intensas.

Muy a menudo, es posible que tenga que lidiar con casos de delitos como robo, disturbios o asalto. Aunque habrá adquirido muchos conocimientos en la formación, tiene aún más que aprender en el trabajo real.

Y debido a que está en una posición de responsabilidad, las personas deben confiar en que puede cuidarse a sí mismo y, a su vez, cuidar de ellos. Descubra cuatro consejos esenciales que lo ayudarán a mantenerse a salvo y prevenir situaciones peligrosas como oficial de seguridad en servicio.

1. Revise su equipo

Antes de comenzar su turno, asegúrese de verificar que su equipo esté en buenas condiciones de funcionamiento. Desde los guantes y el uniforme de seguridad hasta el equipo de comunicación y protección, todo debe ser funcional para hacer su trabajo correctamente.

Además, asegúrese de tener todas sus herramientas cerca de usted durante su turno. Esté preparado para la eventualidad de que pueda pasar cualquier cosa, y estará bien preparado para manejar las cosas de manera eficiente.

Por ejemplo, un dispositivo de radio defectuoso podría obstaculizar la comunicación con el resto de su equipo al reducir una situación potencialmente peligrosa. Además, la ropa ajustada podría restringir el movimiento rápido, en caso de que tenga la necesidad de actuar con rapidez. Si examina su equipo de antemano, puede identificar estos problemas con anticipación e informar a su gerente para que tome medidas adicionales.

2. Conozca su entorno

Dado que este es su primer día de trabajo, deberá utilizar todos sus sentidos y patrullar cuidadosamente su entorno. Debe familiarizarse con el lugar donde trabaja para evitar perder el control durante situaciones de presión intensa.

Cuando eres agudo y consciente de dónde estás, es más probable que tu cerebro registre cualquier cosa que esté fuera de lugar. Los sonidos, olores u otras situaciones relacionadas con peculiaridades pueden justificar una mirada más de cerca.

A veces, las inconsistencias sutiles pueden terminar siendo la clave para descubrir un peligro o crimen dentro de su jurisdicción. Distraerse en el trabajo significa que podría perderse una situación amenazante, dejándolo con muy poco tiempo para reaccionar.

3. Planifique con anticipación

Una vez que se familiarice con su entorno, tenga un plan sobre qué hacer para los diferentes escenarios posibles. Su trabajo es neutralizar una amenaza inmediatamente después de identificarla. Tómate un tiempo para visualizar las diferentes situaciones que podrías encontrar en tu línea de trabajo.

La mayoría de las veces, tendrá muy poco tiempo para reaccionar ante una situación peligrosa, así que haga que esas largas horas de su turno cuenten. Mientras patrulla, active su cerebro y elabore planes de acción para lo que visualiza. Su plan debe incluir los protocolos de seguridad del edificio, las ubicaciones de salida y los posibles riesgos para cualquier decisión que se le ocurra.

Si se asocia con equipos, todos deben comprender su papel en un plan de acción uniforme para la seguridad de todos los involucrados. Los equipos deben tener canales de comunicación claros y una contingencia en caso de que un plan falle. Tener un plan confiable mantendrá a todos confiados y garantizará un ambiente de trabajo seguro y protegido.

4. Sea impredecible

Trabajar como oficial de seguridad significa que usted es responsable de proteger áreas específicas y puntos de control de seguridad. Por lo tanto, sus rutas y patrones de patrullaje no deben ser rutinarios, especialmente si tiene un área de patrulla grande. El movimiento predecible solo lo expone a la vulnerabilidad, donde un intruso puede ser más astuto que usted y escapar de su visión.

Cuando varía sus patrones, tiene más posibilidades de desalentar la actividad delictiva, especialmente para cualquiera que observe su movimiento. Además, conviértase en un hábito de detenerse al azar y sumergirse en su entorno. También puede volver sobre sus pasos hasta su punto de partida y estar atento a cualquier avistamiento inusual.

Si está interesado en comenzar su nueva carrera como oficial de seguridad, solicite un puesto en Seguridad privada hoy. Siempre nos complace tener personas dinámicas y dinámicas como parte de nuestro sólido equipo de personal.

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments